Posteado por: simplementein | marzo 2, 2007

La Mariposa

Un día, un hombre sentado al borde del camino bajo un árbol, observó cómo la oruga de una crisálida de mariposa intentaba abrirse paso a través de una pequeña abertura aparecida en el capullo. Estuvo largo rato contemplando cómo se esforzaba hasta que, de repente, pareció detenerse y que había llegado al límite de sus fuerzas: no conseguiría ir más lejos. O así creía él.

El hombre decidió ayudar a la mariposa: agarró una tijera y ensanchó el orificio del capullo. La mariposa, entonces, salió fácilmente. Pero su cuerpo estaba blanquecino, era pequeño y tenía las alas aplastadas. El hombre continuó observándola, porque esperaba que, en cualquier momento, sus alas se abrirían y estirarían y el insecto se echaría a volar. Nada ocurrió. La mariposa vivió poco y murió. Nunca voló, y las pocas horas que sobrevivió las pasó arrastrando lastimosamente su cuerpo débil y sus alas encogidas.

Aquel caminante, con su gentileza y voluntad de ayudar, no comprendió que el esfuerzo necesario para abrirse camino a través del capullo era la manera que Dios había dispuesto para que la circulación de su cuerpo llegara a las alas, y estuviera lista para volar una vez hubiera salido al exterior.

Algunas veces, justamente es el esfuerzo lo que necesitamos en nuestra vida. Si Dios nos permitiese vivir sin obstáculos, quedaríamos inválidos. Nunca llegaríamos a nuestra plenitud.

Por eso…

Pedimos fuerzas… y Dios nos da dificultades para hacernos fuertes.
Pedimos sabiduría… y Dios nos da problemas para resolver.
Pedimos prosperidad… y Dios nos da cerebro y músculos para trabajar.
Pedimos coraje… Y Dios nos da obstáculos para superar.
Pedimos amor… Y Dios nos da personas con problemas para ayudar.
Pedimos favores… Y Dios nos concede oportunidades.
Parece que no recibimos nada de lo que hemos pedido… pero recibimos todo lo que necesitamos.

Vivamos la vida sin miedo, enfrentemos todos los obstáculos e intentemos superarlos. La ayuda de Dios no nos faltará porque todo eso forma parte de su plan misericordioso sobre nosotros.


Responses

  1. Wao In, que cosa tan linda, definitivamente es asi, en estos ultimos dos años he vivido cosas que nunca pense vivir, que me han lastimado, que han dolido mucho, pero cuanto me han hecho crecer, que fuerte soy hoy por hoy… Todas esas dificultades me han convertido sin duda en una mejor persona, y agradezco a Dios por ello, justo hoy necesitaba leer una cosa como esta,

    Bendiciones preciosa,

    Gypsy German


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: